Yo soy una madre que

Yo soy una madre que perdí a mi hijo pequeño, al principio me enfadé con Dios porque creí que no me hizo caso….pero seguí rezando, sin entender,le pedía ver y también se lo pedía a mi hijo, hasta que poco a poco mi corazón fue cambiando y descubrí que Dios me ama con locura, a veces pasan cosas muy duras en la vida, pero Dios nos deja elegir, a veces no se » moja» porque quiere sacar un bien para nosotros de ese mal….mi consejo es , desde mi experiencia, y el evangelio de hoy, seguir rezando sin desfallecer, ….ahí verás como tu hija y Dios os descubrirán horizontes preciosos que no habías descubierto hasta ahora….